CRÍTICAS LITERIARIAS

 

 

 


Hugo Chávez Frías


A la vida verdadera y cantaparejo, a la que le cantamos, convocar poesías por buscar esos caminos. Uno de los primeros poemas que yo me conseguí fue una copla, una copla que yo la repetía hace poco en estos días de tantas tensiones y conflictos necesarios, inevitables....

 

 

Juan Liscano


Hay actitudes humanas persistentes las cuales no se deben a factores del instinto o del organismo, sino a reacciones psicológicas enraizadas en el alma y en la mente. Así, el ser humano se muestra reacio a ser explotado por su semejante; a aceptar la dominación de un gobernante injusto, corrupto y cruel; a formar parte de un grupo de esclavos....

 

Gustavo Pereira


Las certidumbres del iniciado

Es un privilegio escribir algunas palabras en el pórtico de este primer libro de poemas de Tarek William Saab. Los Ríos de la Ira , (El iniciado),  en su doble valor semántico (puesto que sugiere no sólo a quien se ha ganado a si mismo para el Gran Sendero o Camino de la Poesía, sino también a quien se instruye  en las cosas del mundo y de los hombres), nos revela a un poeta de acento mayor, dotado tanto para los desgarramientos solidarios  y redentores que son, como muchos saben , manifestaciones  del más alto  amor, como para la ternura y la melancolía, esa suerte de inquietud o extrañeza que cantaba Liu Ko  Chuan cuando vanamente intentaba huir del mundo agreste de las impiedades....

 



Luis Alberto Crespo

Para Tocarnos dentro del humo,
Tarek William

No sé cuándo ocurrió: ¿ayer? ¿hace muchas lluvias y yo no sé cuántos veranos? Solo puedo dar fe de mi emoción aquel día cuando leía entre el hojerío del periódico y la grita de la actualidad, unos poemas aparecidos, lejos, en el diario Antorcha de El Tigre que decían el nombre de su creador: Tarek Willians Saab. ....

 

 


Heinz Dieterich

Ascenso y caída en el cielo de Tarek

Tarek William Saab, defensor de los derechos humanos del pueblo venezolano; combatiente solidario de madrugada en los programas televisivos del difícil entorno de la oligarquía; abogado penal de profesión y abogado del alma en pos de la noble causa bolivariana, ha tenido que navegar su chalupa poética hacia los mares revueltos de la globalización neoliberal, en plan de político de tiempo completo. Tal viraje del poeta ha causado problemas de clasificación en los servicios de inteligencia que manejan su ficha personal y cuyas últimas entradas pudieran decir lo siguiente.....

 

 


Jesús Sanoja Hernández

Aún es tiempo

Hace cinco años, preparado él para el adiós, Eduardo Gallegos Mancera me pidió un prólogo para su poemario Solo solo sol, ilustrado “con fondos débiles, florales, evanescentes” por José Miguel Menéndez. Estaba yo en deuda  con aquel luchador que vio despuntar la utopía revolucionaria y entrevió su declinación imperial, pues la presentación debió corresponder  a su primer y tardío libro Ancho río, alto fuego.....

 

 

Néstor Caballero


El ángel de Tarek

Es muy fácil reconocerlo, tiene cara de niño echado a perder y de un lado carga un gran paraguas negro, a manera de amuleto para protegerse de tantas iniquidades que le toca ver en su condición de abogado. Del otro lado, siempre lo acompaña un caído, un abatido grande, un notable derrotado por la sinrazón. Ese vencido nuestro de cada día se le anexa a Tarek William Saab como su postrera esperanza, como para no dejar de creer que la justicia se le dará no en un lejano Juicio Final, sino en un aquí y ahora. Para más señas, en un momento dado que su confianza nos otorga, apela como argumento de un futuro mejor a una foto de su hijo que siempre lo acompaña, dándole aliento como defensor de los Derechos Humanos que en nuestras lacitudes más bien deberían llamarse Izquierdos Humanos.....

 

 

Víctor Bravo


La poesía de Tarek William Saab

El lenguaje y, de manera especial, esa forma de la intensidad en el lenguaje que es el poema, atan al humano ser con el mundo y con los otros, en el mismo instante en que lo sumergen en los inagotables ámbitos de su propia interioridad. Por el lenguaje, por el poema, somos en el mundo y somos en nosotros mismos. Por ellos se abren los caminos del hacer y las moradas interiores de la contemplación; los cantos de la epicidad del ser en el mundo y la confesión del hechizo pasional y de los estremecidos. El furor y la melancolía, por ejemplo, se expresan con igual propiedad en esas redes que a la vez nos cubren y nos desnudan y nos otorgan el peligroso poder de hacer y deshacer el mundo, de hacernos y deshacernos a nosotros mismos con el más humano de los tejidos, de las palabras.....

 

 

 


Ramón J. Velásquez


            Recibí su poemario Ángel Caído Ángel. Mucho le agradezco su envío y la cordial dedicatoria que lo acompaña. Siempre recuerdo nuestro primer encuentro, en octubre de 1993, en Miraflores, cuando usted presidia una numerosa manifestación juvenil que iba a reclamar la libertad del Comandante Chávez. ...

 

 

 


Eusebio Leal Spengler


 

El 8 de octubre de  2005, el eco de un colosal estremecimiento desde insondables abismos espanto a las poblaciones de las cordilleras que se elevan hasta el Himalaya. Solo con las primeras luces del alba se pudo comprender la magnitud de la tragedia. Incontables aldeas y pueblos habían sido sepultados y los sobrevivientes deambulaban, tratando –a tientas- de hallar a los suyos entre la niebla, las ruinas y los escombros.

.


 

_______________________________________________________________
 
Todos los Derechos Reservados © 2009 / Webmaste